Miedo Profesional... ¿Qué es? ¿Lo has sentido?

Por: Leonard Bustamante
Publicado el: 2017-10-21

Sí, leíste bien, miedo profesional, todos en algún momento lo hemos sentido y quizás alguna vez hemos ignorado que ahí está, pero... ¿Qué es?

Cuando cursaba la carrera y mi única preocupación era si iba a pasar todas mis materias, todo lo referente a mi futuro profesional lo veía bastante claro, me decía a mi mismo, al terminar tendré el mejor empleo y/o abriré mi propio negocio y entonces los billetes empezarán a llover, pero...


¡ Oh Sorpresa !...


Sí, al igual que tú, esa venda de los ojos se me cayó más rápido de lo que canta un gallo, pues al salir me di cuenta que nada, absolutamente nada era como en las películas y mucho menos, como en la universidad me lo habían enseñado, así que como todo profesionista recién salido del horno tuve que empezar a picar piedra.





Comencé a laborar para una empresa, en la que me di cuenta que las tareas de la universidad no se comparaban en absoluto con lo que te pedían en el trabajo y mucho menos pensar en decir "Mejor ya no lo entrego, total me bajan puntos" pero sí, sé lo que estás pensando... "Cosita"...

Fue entonces cuando me di cuenta de que tenia miedo, sí, mucho miedo, pero en esta ocasión era un miedo totalmente distinto, ya que no era un miedo común como el tenerle miedo a la oscuridad sino era un miedo al sentir que quizás lo que estaba haciendo lo estaba realizando erróneamente y que tarde o temprano se darían cuenta, a pesar de que lo que hacía estaba correcto.

¿Lo notaste?... ese es uno de los diferentes miedos profesionales que existen, de acuerdo con el coach Fransisco Martin Pérez del Instituto de Coaching Ejecutivo (CORAOPS)

Existen 5 tipos de Miedo profesional:


Miedo al cambio: Es el más general, la raíz de todos los demás. Nuestra capacidad de asimilar la transformación es limitada. El cambio nos rompe los esquemas. Desbarata nuestra necesidad de control, y la inseguridad nos puede ganar la partida. Estamos acostumbrados a nuestros hábitos, nos dan seguridad y nos liberan de muchas elecciones tediosas. Vivimos en nuestra zona de confort y cualquier indicio de salir de ella nos asusta.

Miedo económico: Miedo a la insolvencia, es decir a las dificultades para llegar a fin de mes. Miedo a que esa insolvencia reiterada se convierta en la ruina de nuestro patrimonio. Miedo a perder nuestros actuales ingresos y a no encontrar la manera de sustituirlos. Por extensión, miedo a cualquier consecuencia de carácter económico.

Miedo al fracaso: Miedo a que nuestras actuaciones no produzcan los efectos deseados. Que esos efectos no deseados sean incluso negativos. Que ese fracaso circunstancial sea interpretado por nosotros mismos como “Soy un fracasado”. Que ese hipotético fracaso sea apreciado como tal por los demás y piensen “es un fracasado”.

Miedo a la desaprobación, a molestar: Básicamente es el miedo a la no aceptación por parte de los demás. El miedo al rechazo por parte del grupo.
Que el resto de personas, compañeros, empleados, proveedores, clientes, familia, amigos, conocidos, etc. puedan pensar ó manifestar desacuerdo con nuestras opiniones ó actuaciones. Que algunas de esas actuaciones puedan molestar y a partir de ello deteriorar la relación.

Miedo a equivocarnos: Miedo a tomar decisiones que podrían conducir a resultados distintos de los deseados. Miedo a juzgar equivocadamente a las personas (compañeros, empleados, proveedores, clientes, etc.). Eso paraliza nuestros actos y deteriora nuestras relaciones.

Lo más importante es no rendirse ante las adversidades, después de todo como decía Viktor Frankl: "El hombre no necesita vivir sin tensiones, sino esforzarse y luchar por una meta o misión que merezca la pena".





Ellos han confiado en nosotros...

Nuestros clientes
Agencia de publicidad y Software en Querétaro
Cs Corporation Soluciones Informáticas & Marketing ©
Todos los derechos reservados 2018.